PARAFINA EN COSMÉTICA Y MAQUILLAJE ¿BUENA O MALA?

RESEÑA/REVIEW

Hola!! Hoy te traigo una duda que da mucho de que hablar y es el miedo a la parafina ¿es seguro? ¿Para que? ¿Te puede provocar reacciones? Pues este artículo que encontré, lo explica muy bien

¿Qué es la parafina?

La parafina es un conjunto de hidrocarburos derivados del petróleo, aunque también puede ser obtenida del carbón. De hecho su obtención se suele realizar en refinerías donde se obtiene el aceite mineral que posteriormente se envía a los laboratorios para su posterior uso en la cosmética.

Es un aceite mineral blanco muy refinado que se caracteriza por ser inodoro, insípido y ceroso. Se trata de derivados del petróleo (aunque también pueden obtenerse a partir del carbón)

Propiedades

Las propiedades de la parafina aplicadas sobre la piel son varias.

➡️Al aplicarla sobre la piel se forma una película que retiene la pérdida de la hidratación, mantiene la temperatura de la piel y tras su aplicación podemos ver una piel suave, tersa y uniforme, además de que se adapta a todo tipo de pieles sin que se produzcan reacciones alérgicas.

La parafina utilizada en estética es la parafina blanca, pero también se comercializan otros tipos de parafina como la parafina ambar o la parafina marrón, con muchas más impurezas, utilizadas en muchos casos para la elaboración de velas.

USOS

La parafina liquida se usa en cosmética ya que suaviza la piel y crea una capa protectora que retiene la humedad y mantiene la temperatura de la piel. El resultado es una piel suave, tersa y uniforme.

Su uso se extendió en la industria por ser un compuesto barato (se pueden producir grandes cantidades a bajo coste), fácil de usar y capaz de conservarse en buenas condiciones

En cosmética se utiliza parafina líquida(paraffinum liquidum) y no parafina a secas, y es de esa sustancia de la que vamos a hablar en este artículo. Es un compuesto muy común y se puede encontrar en el etiquetado de geles, colonias y aceites corporales infantiles.

MALO:

Para conseguir ese efecto de piel suave e hidratada, lo que hace la parafina es formar una capa sobre la superficie de la piel. Esto tiene como primer efecto negativo taponar los poros y evitar la transpiración.

Por tanto, la piel no está realmente suave ni hidratada, sino que se ha creado una especie de máscara. Por otro lado, el taponamiento de los poros impide que la piel realice sus funciones metabólicas y excretoras, lo que ocasiona la acumulación de toxinas

La parafina crea una película en la piel que tapona los poros, por lo que uno de los grandes inconvenientes de este producto es que corremos el riesgo de “asfixiar” nuestra piel.
Al taponar nuestra piel, no ayudamos a la eliminación de toxinas y el producto tampoco es metabolizado por el organismo.

Pero hay más efectos negativos:

  • Las parafinas liquidas no son biodegradables, la única forma de eliminarlas de la piel es mediante arrastre mecánico o lavados.
  • Alteran el equilibrio hidro-lípidico de la piel, de modo que producen un efecto rebote de sequedad al ser retirados.
  • Además, dada su estructura molecular, son incapaces de penetrar en las capas profundas de la piel por lo que no pueden transportar nutrientes a ellas
Por otro lado, algunos estudios han encontrado como la parafina liquida puede acumularse en el hígado y los ganglios linfáticos, lo que se ha relacionado con algunas enfermedades.

Los detractores de la parafina liquida aseguran que usarla de forma habitual es como colocar un plástico sobre la cara.

Por eso la industria cosmética está huyendo de este tipo de ingredientes y apostando por alternativasrespetuosas con la piel como los aceites vegetales y las ceras naturales. Y tú, ¿qué opinas sobre el uso de parafina líquida en cosmética? Los comentarios están abiertos

EN RESUMEN….

La parafina es uno de los emolientes más económicos que existen. Estas sustancias reblandecen, suavizan o restauran el contenido graso de la capa más superficial de nuestra piel. Según García Bello, permite formular buenos productos a unos precios muy asequibles y que “no han dado problemas en más de 100 años”.

Ni deshidrata ni causa irritaciones
La parafina que se utiliza en cosmética funciona principalmente por oclusividad, es decir, permanece como una capa transparente en la parte superior de la piel y dificulta la pérdida de agua. Esta es la función principal de las cremas hidratantes: no aportan agua, sino que evitan que se pierda, algo que suele entenderse al revés. Así que no, los cosméticos con parafina no deshidratan.

Además, es inerte y no atraviesa si quiera la epidermis, la primera capa de la piel. Por eso no hay evidencias de que sea capaz de causar ni alergias, ni irritaciones, ni mucho menos otros problemas como mareos, dolores de cabeza, tos, manchas oscuras o pérdida de concentración, como alerta el post de Facebook.

Estrictas pruebas de seguridad antes de llegar al mercado
Son muchas las pruebas de evaluación de seguridad y calidad que un producto de estas características debe superar para poder comercializarse en las estanterías de nuestro supermercado.

La conclusión es clara: no vamos a encontrar cosméticos inseguros si están etiquetados correctamente, ya que esto nos asegura que han superado los controles de calidad. Si no fuese así, no habrían llegado a la tienda.

Ahora bien, que los cosméticos sean seguros y cumplan la normativa no quiere decir necesariamente que el resultado de su composición haga del producto el más eficiente del mercado. Tampoco que sea beneficioso o inocuo para consumidores con necesidades especiales, como por ejemplo algún tipo de alergia o intolerancia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s